Detox en primavera

06 de Marzo 2014 Escrito por 

La primavera está a punto de llegar y nada mejor que evacuar las toxinas acumuladas durante el invierno y hacer piel nueva y devolverle toda su luminosidad.

Durante un taller he mencionado que cada primavera hacia un "tratamiento de detoxificación" y los alumnos querían saber más sobre este tema.
El organismo elimina las toxinas a través de los pulmones, riñones, piel, hígado e intestino y cuando estos órganos están sobrecargados, el cuerpo acumula desechos y en consecuencia aparecen diferentes trastornos como el cansancio, la irritabilidad, alergias, problemas de piel, etc...

 

 

No soy médico ni terapeuta entonces me siento un pelín reticente a aventurarme en este terreno pero a la vez, me parece interesante compartir con vosotros la importancia que tiene cuidar nuestros órganos 2 veces al año.
Entonces, hablaré de mi propia experiencia y a vosotr@s de ver, probar y sentir lo que mejor os conviene. Cada uno es distinto entonces no existe un solo método.

¿ Entonces, en qué consiste mi "tratamiento de primavera?

La alimentación
La idea es, en cada cambio de estación (primavera y otoño) hacer una limpieza a fondo de nuestro organismo. Durante unos días, limpio cuerpo y mente, elaborando una dieta alimentaria más sana y eliminando excitantes como alcohol, tés y cafés así como los productos animales y todos los productos transformados. El objetivo es que el organismo no trabaje tanto para digerir esos alimentos y que pueda "depurarse" y descansar un poco. Nuestra alimentación occidental tiene tendencia en acidificar el pH sanguíneo y crea un terreno favorable a una inflamación y nuestra flora intestinal se queda más débil.
Entonces durante 1 o 2 semanas favorezco los alimentos que alcalinizan, comiendo muchas cereales integrales y sin gluten (en 2 días mi barriga se deshincha, es una pasada), legumbres, verduras y frutas cocidas. Me baso en unos principios de la dieta macrobiótica que me conviene y que me gusta.
Como tentempié el caldo de miso con algas es genial y reemplazo el agua por infusiones depurativas del hígado como la ortiga, el alcachofa y el cardo mariano.

La arcilla y los aceites esenciales
Además de una alimentación cuidada, me encanta utilizar la arcilla blanca, una tierra milagrosa que arrastra todas las toxinas que encuentra en su camino. Por la noche, pon una cuchara de café de arcilla en un vaso de agua, agitas y lo dejas reposar toda la noche. El día siguiente, bebes el agua, dejando el pozo en el fondo del vaso. Se recomienda hacer este proceso durante 4 semanas.
Los aceites esenciales
Para acompañar el proceso de depuración, los aceites esenciales son unos buenos aliados para el hígado, los pulmones, los intestinos, los riñones y la piel (nuestros 5 órganos).
-Los aceites esenciales que activan la circulación sanguínea y linfática (que ayudaran a la eliminación): Ciprés (cupressus sempervirens), geranium (pelargonium graveolens), pomelo (citrus paradisii) y limón (citrus limonum).
-Los aceites esenciales que purifican la piel: Limón (citrus limonum), lavanda (lavanda angustifolia), arból del té (melaleuca alternifolia).
-Los aceites que ayudan a drenar el hígado: apio, enebro. Levístico
-Los aceites que regeneran el hígado: Romero verbenono (rosmarinus officinalis), zanahoria (daucus arota)

La fitoterapia
- Plantas diuréticas que facilitan la eliminación de residuos tóxicos y permiten el "lavado y arrastre": abedul, gatuña, ulmaria (reina de los prados), ortiga.
- Plantas protectoras y desintoxicantes del hígado: alcachofera, cardo mariano, diente de león, boldo, ortiga, rábano, fumaria y romero.
- Plantas ricas en sales minerales: cola de caballo.

La cosmética
¿Qué podemos hacer para purificar la piel, para devolverla luz y eliminar esos granitos debido a un hígado muy cargado?


Mascarilla de arcilla con aceites esenciales
5 cucharas soperas rasas de arcilla blanca
Unas 3 cucharas soperas de hidrolato de romero (reequilibra la piel)
1 cuchara sopera de aceite como sésamo, albaricoque, avellana
1 gotas de aceite esencial de limón
1 gota de aceite esencial de romero verbenona

 

Baño desintoxicador y tonificante
El agua tibia abre los poros de la piel y los aceites esenciales facilitan la evacuación de las toxinas. No se recomienda este "tratamiento" para las mujeres embarazadas o dando el pecho.

1 puño de Sales de Epsom
1 cuchara de café de arcilla verde
1 cuchara sopera de un aceite vegetal
3 gotas de aceite esencial de pomelo
3 gotas de aceite esencial de eucalipto globulus
3 gotas de aceite esencial de romero verbenona
Mezclar todos los ingredientes en un bol y echarlos debajo del grifo. ¡Disfrute de tu baño aromatizado!

 

 

Actualidad MPP

Newsletter

MPP en los medios

Webs amigas

slow-cosmetique