Acondicionador capilar reparador de Brocoli

Receta - Ref. CCaCA-09/16
Acondicionador capilar reparador de brocoli Acondicionador capilar reparador de brocoli

Receta cosmética ideal para el cabello seco y estropeado que necesita nutrición y suavidad, brillo y volumen.

El emulsionante BTMS acondiciona y desenreda la melena, mientras que la Manteca de Karité nutre y protege la fibra capilar. El Aceite Vegetal de Brócoli, uno de los aceites más interesantes al nivel capilar, acondiciona, alisa y reduce la electricidad electroestática. El olor del Aceite Esencial de Mandarina ejercerá de manera indirecta sobre el tejido cutáneo estresado.

 

Receta

Ingredientes para un tarro de 50gr de acondicionador capilar

Fase A: Agua Destilada 70,8%  35,4 gr
Fase A: Glicerina Vegetal   2% 1 gr
Fase B: Emulsionante BTMS  10% 5 gr
Fase B: Manteca de Karité 4% 2 gr
Fase B: Aceite Vegetal de Brócoli Virgen Bio 6% 3 gr
Fase C: Tensioactivo Pompadolsa 5% 2,5 gr
Fase C: Aceite Esencial de Mandarina 1% 10 gotas
Fase C: Conservante Semilla de Pomelo 1% 0,5 gr
Fase C: Antioxidante Vitamina E 0,2% 2 gotas

Material necesario

  • 2 recipientes
  • Un mini batidor eléctrico o manual
  • Una báscula
  • Un termómetro
  • Una espátula o una jeringa para el envasado

Envase recomendado

Tarro de 50ml o botella con tapón dosificador

Elaboración

  1. En un recipiente, pesar los ingredientes de la fase A.
  2. En otro recipiente, pesar los ingredientes de la fase B.
  3. Calentar al Baño María las dos fases hasta llegar a los 70-80ºC.
  4. Cuando las 2 fases llegan a la misma temperatura, verter la fase A en la fase B, agitando constantemente con el mini batidor eléctrico o manual y sin parar.
  5. Continuar agitando 3 minutos más hasta que se forme la emulsión, es decir que la mezcla tiene que espesarse y blanquearse.
  6. Batir 3 minutos más para asegurar una buena establilidad.
  7. Cuando la mezcla esté atemperada (temperatura inferior a 40ºC) añadir los ingredientes de la fase C agitándolos uno por uno, hasta la total incorporación de cada ingrediente.
  8. Envasar la crema

El pH aproximado del producto es de 4,5, lo que es correcto para tener una melena más brillante.  Si quieres obtener un valor más alto, se añade una solución de sosa cáustica al 10%.

Aplicaciones y consejos de uso

Consejos de uso

Aplicar una nuez de crema sobre la melena mojada y limpia después del champú. Dejar unos 2 minutos y aclarar abundantemente.

Conservación

Fabricado en las condiciones óptimas de higiene y conservado en un lugar fresco y lejos de la luz, la crema se conservará unos 3 meses. Si la crema cambia de color, de textura o de olor, no dudar en tirarla porque hay probabilidades de que esté contaminada.

Para elaborar este producto en la mejores condiciones, es importante respetar
Las prácticas de fabricación y las reglas de higiene.

Las buenas prácticas de fabricación y las reglas de higiene:
Al usar materias primas naturales, tenemos un mayor riesgo de contaminación que en las materias inertes como pueden ser las siliconas y los derivados de la petroquímica.

Las 4 reglas fundamentales para evitar la contaminación por bacterias u hongos de nuestros productos cosméticos y limitar su oxidación son:

  • El uso de conservantes en todos los productos que contienen ingredientes acuosos (agua, hidrolatos, extractos, etc.).
  • El uso de un antioxidante como la Vitamina E en todos los productos que contienen ingredientes aceitosos (Aceites Vegetales, Mantecas, Extractos oleosos, etc.).
  • Respetar las reglas de higiene a la hora de fabricar.
  • Utilizar correctamente el producto elaborado con las manos limpias y conservarlo en un sitio fresco y protegido de la luz.

Las reglas de higiene son sencillas pero requieren un tiempo y una pequeña dosis de paciencia:

  • Limpiarse bien las manos con jabón y secarlas con un trapo limpio (evitar los trapos de cocina).
  • Limpiar con agua y jabón, esterilizar a ser posible y desinfectar con alcohol a 70ºC o 90ºC todos los materiales, la zona de trabajo que utilizaremos y los envases reciclados. Con los envases nuevos, es suficiente desinfectar con alcohol.
  • Si nos sobran unos gramos de un ingrediente que hemos sacado de su envase, no volver a guardarlo nunca; podríamos contaminar el resto del producto. Mejor tirarlo o usarlo para otros productos.
  • Una vez la "sesión cosmética" acabada, limpiar otra vez todos los materiales con agua y jabón y guardarlos en un sitio adecuado.
  • Etiquetar correctamente los productos fabricados con el nombre y las fechas de fabricación y de caducidad.
  • No conservar los productos fabricados por encima de la fecha permitida por el conservante utilizado. En caso de cambios de colores, olores y texturas no dudar en tirarlo.